«

»

May 17

Haciendo la mamada de mi vida



Esa tarde estaba inspirada, solo deseaba que mi chico llegara a casa y cuando lo hice no le dejé apenas ni merendar, le senté enfrente del espejo en un viejo sillón y me senté entre sus piernas dispuesta a hacer la mejor mamada de mi vida. Esta realmente cachonda, notaba como mi concha estaba húmeda y nunca había tenido tantas ganas de chupar una verga como esa tarde, por eso recuerdo que esa vez fue la mejor comida de pene que he hecho jamás y mi chico me grabó mientras lo hacía. Mirando a través del espejo me parece fascinante la forma en la que se la chupé esa tarde y como dejé que se viniera dentro de mi boca, recuerdo notar ese líquido caliente pero al mismo tiempo enganchoso como se deslizaba por mi lengua antes de que me lo tragara y dejara completamente satisfecho a mi novio.

Videos porno caseros: